GRACIAS

SANTA FAUSTINA

SANTA FAUSTINA

CORONILLA A LA DIVINA MISERICORDIA (Debe rezarse en especial a las 3 de la tarde)

Al comenzar Señal de la cruz,padre nuestro, ave maria, credo y gloria.Decenas (en cada cuenta de las 5 decenas del rosario)Guia: Padre Eterno, te ofrecemos el presísimo cuerpo, la sangre, el alma y la divinidad de tu amadisimo hijo NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO.Grupo: En expiacion de nuestros pecados y los del mundo entero.Guia: por su dolorosa pasión. ( 10 veces )Todos: Ten misericordia de nosotros y del mundo entero.Al final todos: santo dios, santo fuerte, santo inmortal, ten piedad de nosotros y del mundo entero. (3 veces ).Todos: oh sangre y agua que brotaste del sagrado corazón de JESÚS como fuente de misericordia para todos nosotros. JESUS, en ti confio. Amén.

! JESUS,CONFIO EN TI ¡

"La humanidad no encontrara paz, hasta que se vuelva con confianza a mi divina misericordia"
(palabras de nuestro señor jesucristo a santa maria faustina)

SANTA MARIA FAUSTINA

Santa Maria Faustina nacio en Glogowice, cerca de Lodz (Polonia), el 25 de agosto de 1905. Sus padres eran Etanislao y Mariana Kowalski. a la edad de 20 años entro en la "congregacion" de las hermanas de la caridad de la madre de dios ( magdalenas). El objeto de esta comunidad es de cuidar y educar a muchachas empobrecidas moral o materialmente, habiendo terminado su postulado y noviciado en Varsovia santa Maria Faustina hiso su primera profeción temporal el dia 30 de abril de 1928, y el 30 de abril de 1933 pronuncio sus votos perpetuos. Santa Maria Faustina vivio en varios conventos de su congregación: en Piock, Varsovia, Wdendw, Vilna y Craconia, cumpliendo sus obligaciones como cocinera, jardinera y portera. Trabajaba y resaba y tenia muchas tribulaciones. Exreriormente nada ser podia observar en Santa Maria Faustina; pero en cuanto se le trataba a sus primeras palabras se comprendia que era un alma llena de gracias singulares. Las cualidades de su caracter era: prudencia, piedad profunda, grande inteligencia y poseia, ademas, una abundancia de bellesa espiritual que encantaba. Las virtudes en mas se esforsaba en adquirir fueron: la pureza del corazon, humildad, paciencia, conciencia, obediencia, probreza, laboriosidad, amor al projimo, piedad y ante todo amor de dios. La misma madre de Dios le enseñaba estas virtudez. Escribe en su diario: " En la fiesta de la inmaculada concepción vi a la madre de Dios de una hermosura indescriptible. Sonriendo, me dijo: "¡ hija mia segun el deseo de Dios, yo quiero ser tu madre de una manera muy especial.y yo deseo que tu tambien seas mi hija de una manera muy especial. Quiero que practiques las tres virtudes que son las mas grandes y amadas por El Señor. La primera es amor de Dios, la segunda es humildad, , y ; la tercera es pureza......" Entonces, ELLA me apreto a su corazon y desaparecio. Cuando esta vision habia pasado me sentia atraida particularmente a estas virtudes... Quedaron bien grabadas en mi corazon ".

LA PROPAGACIÓN DE LA DEVOCIÓN A LA DIVINA MISERICORDIA

La devoción a la divina misericordia empezó algunos años antes de la segunda gerra mundial en pequeños círculos particulares. Se hizo en público por primera vez cuando, en 1933 la nueva imagen de Jesus Misericordioso se expuso en Vilna-Ostra Brama-, Polonia. Fue durante la conclución del MCM jubileo de nuestra redención. El confesor de Santa María Faustica, en aquel año predicó durante la fiesta del jubileo, tomando como tema" la grandesa de la divina Misericordia", y exhortó a los hombres a que se dirigieran con toda confianza a la Divina Misericordia. Pero en lo sucesivo todo estaba tranquilo por algún tiempo.La devocion de la Divina Misericordia cobro nuevo impulso en 1937 con la publicación de un librito que se hizo con permiso episcopal; la imagen del misericordioso Jesús, la novena, la coronilla, y las letanias a la divina misericordia. Dicho librito tuvo mucho éxito y la devoción se iba propagando. En ese tiempo todavia vivía Santa María Faustina, quien se sentia muy feliz al ver que la devocion de la divina Misericordia se propagaba y conmovia a los corazones humanos, visiblemente. Pero solo despues de su muerte, ocurrida en el año 1938, y aún más cuando la segunda gerra mundial empezo en 1939, que la religiosa habia profetizado exactamente, fue cuando la devoción se extendio con rapidez.Cuando esta gerra horrible, que con crueldad diabólica lanzó a muchas naciones en ella, muchos miles buscaron refugio en la divina misericordia y ayaron la protección que pedian. Despues de la guerra, la devoción a la Divina Misericordia se esta propagando más y más, pues la vida despues de la guerra convence cada dia más a los hombres; cuán verdaderas eran las palabras que nuestro señor le dijo a Santa Maria Faustina:" La humanidad no encontrara paz hasta que se vuelva con confianza a mi Divina Misericordia". Más y más en las iglesias se exponen grandes y hermosos cuadros con la imagen de el misericordioso Jesús, y los fieles acuden a esta imagen pidiendo remedios a sus necesidades en estos tiempos tan granves . muchas placas votivas dan testimonios de los ruegos atendidos, de las penas y sufrimientos remediados y de la converción de los extraviados. Mucha de estas gracias obtenidas parecen milagrosas.

ORACIÓN PARA PEDIR GRACIAS POR INTERCESIÓN DE STA. FAUSTINA

"Deseo que tu corazón sea la sede de mi Misericordia Deseo que esta Misericordia se derrame sobre todo el mundo a través de tu corazón (Diario 1777) dijiste a Santa Faustina Kowalska: Oh Jesús, que hiciste de ella una gran devota de tu infinita misericordia, concédeme por su intercesión, si fuese esto conforme a tu santa voluntad, la gracia de (decir la gracia que se desea obtener)que te pido. Yo, pecador(a), no soy digno(a) de tu misericordia,pero dignate mirar el espiritu de entrega y sacrificio de la hermana Faustina y recompensa sus virtudes atendiendo las súplicas que a través de ella te presento confiadamente. Amén. Padre Nuestro, Ave Maria y Gloria. Santa Faustina. Ruega por nosotros.

ORACIÓN A LA DIVINA MISERICORDIA DE S.S. JUAN PABLO I I:

Te bendecimos Padre santo: en tu infinito amor hacia el género humano, enviaste al mundo como Salvador a tu Hijo, hecho hombre en el seno de la Virgen Purisima. En Cristo manso y humilde de corazon, Tú nos diste la imagen de tu infinita Misericordia. Contemplando su Rostro, vislumbramos tu Vondad, recibiendo de su boca las palabras de Vida, nos llenamos de tu Sabiduria; descubriendo la insondables profundidades de su, corazón aprendemos templanza y mansedumbre; exultando por su Resurrección, gozamos ya la alegria de la Pascua Eterna. Concedeme ¡oh Padre! que tus fieles venerando esta Sagrada Imagen Tengan los mismos sentimientos que vivieron en Cristo Jesús, y se vuelvan instrumento de concordia y paz, Tu Hijo, ¡oh Padre! Sea para todos nosotros la verdad que nos ilumina, la Vida que nos alimenta y nos renueva, la luz que nos aclara el camino, la Senda que nos hace elevar hacia Ti para cantar eternamente tu Misericordi. Amén.

REFERENCIA HISTÓRICA DE LA NOVENA DE LA DIVINA MISERICORDIA

La Novena de la Divina Misericordia va unida intimamente con la Fiesta de la Divina Misericordia, que el Salvador quiere ver establecida en la Iglesia. Santa Maria Faustina escribe. "La Novena de la Divina Misericordia, que el Salvador me ordenó a escribir y que me recomendó hacer antes de la Fiesta de la Misericordia, empieza el Viernes Santo." El Señor me dijo: Yo deseo que tú lleves muchas almas a la fuente de Mi Misericordia durante estos nueve dias, para que saquen de ella fuerza, consuelo y las gracias que necesiten durante su vida y especialmente, en la hora de la muerte. Cada dia me traerás un nuevo grupo de almas y lo sumergirás en el mar de Mi Misericordia. Esto lo harás en esta vida y en la vida futura... Cada dia implorarás a Mi Padre, por Mi Pasión amarga, gracias por las almas." Observemos estas palabras del Salvador: "Lo haras en la vida futura"Es claro que el Señor desea que Santa Faustina sea la intercesora ante la Divina Misericordia, no solamente en esta vida, sino tambien en el cielo. El ha prometido que su mediación en el cielo tendrá eficacia extraordinaria. En su simplicidad, dijo Santa Maria Faustina al Señor: Yo no sé cómo hacer esta novena, ni que clase de almas tengo que traer primero a tu Misericordiosisimo Corazón." El Señor la instruyó: "En el primer dia me llevaras a toda la humanidad, y especialmente a los pecadores; en el segundo dia, a los sacerdotes, a los Religiosos y religiosas; en el dia tercero, a las almas piadosas y fieles; en el dia cuarto, a los paganos y aquellas almas que no conocen al Señor; en el quinto dia, a los herejes y cismáticos; en el sexto dia, a los humildes y mansos y a los niños pequeños; en el séptimo dia a las almas que veneran y alaban mi Misericordia de una manera especial.. . En la vida futura de ellos brillarán con una luz especial. En el octavo dia a las almas que sufren en el purgatorio, y en el noveno dia, a las almas tibias e indiferentes..."El dolor mas grande que sufrió Mi alma en Getsemani fue por causa de ellos.La única salvación para ellos consiste en entregarse a mi Misericordia. El Señor desea que Santa Maria Faustina sumerja a cada uno de estos grupos en su Misericordia y los una con Su pasión Dolorosa."

NOVENA A LA DIVINA MISERICORDIA

“Deseo que durante estos nueve días encamines almas hasta
el manantial de Mi misericordia, para que encuentren allí la fortaleza, el refugio y toda aquella gracia que necesiten en las penalidades de la vida, y especialmente en la ora de la muerte. Cada día traerás a Mi corazón un grupo de almas diferente y
la sumergirás en el océano de Mi misericordia y Yo conduciré todas estas almas a la mansión de Mi Padre… Todos los días imploraras a Mi Padre gracias para esas almas en atención a los meritos de Mi amarga Pasión”
1er día Viernes
"Hoy tráeme. A todo el genero humano, especialmente a los pecadores y sumérgelos en el océano de Mi Misericordia. De esta forma me consolarás de la honda pesadumbre en que
me sume la pérdida de las almas." Misericordioso Jesús, cuya prerrogativa es tener compasión de nosotros y perdonarnos, no mires nuestros pecados, sino la confianza que depositamos en Tu bondad infinita . Acógenos en la morada de Tu piadosísimo Corazón y no permitas que salgamos jamás de él. Te lo pedimos por el amor que te une al Padre y al Espíritu Santo. Padre Eterno, vuelve Tu compasiva Mirada hacia todo el género humano Y en especial hacia los pobres pecadores todos unidos en el Piadosísimo Corazón de Jesús. Por los meritos de su Dolorosa Pasión, muéstranos Tu Misericordia, para que alabemos la omnipotencia de Tu Misericordia, por los siglos de los siglos Amén. Se reza la coronilla.
Segundo día - Sábado
"Hoy tráeme Las almas de los sacerdotes y religiosos y sumérgelas en Mi Misericordia insondable.Fueron ellos los que me dieron fortaleza para soportar hasta el fin las amarguras de Mi Pasión A través de ellos, como por canales, Mi Misericordia fluye hasta los hombres." Misericordiosisimo Jesús, de quien procede toda bondad, multiplica Tus gracias, sobre las religiosas consagradas a Tu servicio, para que puedan hacer obras dignas de misericordia; y que todos aquellos que las vean, glorifiquen al Padre de la Misericordia que esta en el cielo. Padre Eterno, vuelve Tu mirada misericordiosa hacia el grupo elegido en Tu viña -hacia el alma de sacerdotes y religiosos- dótalos con la fortaleza de Tus bendiciones. Por el amor del Corazón de Tu Hijo, en el cual están unidos, impárteles Tu poder y Tu luz, para que guíen a otros en el camino de la salvación y con una sola voz canten alabanzas a Tu misericordia por los siglos de los siglos. Amén. Se reza la coronilla.
Tercer día - Domingo
"Hoy tráeme A todas las almas devotas y fieles y sumérgelas en el océano de Mi misericordia. Ellas me confortaron a lo largo del Via Crucis. Fueron gota de consuelo en un océano de amargura. Misericordiosisimo Jesús, del tesoro de tú misericordia distribuye Tus gracias a raudales entre todos y cada uno de nosotros. Acógenos en el seno de Tu Compasivisimo Corazón y no permitas que salgamos nunca. Te imploramos esta gracia en virtud del mas excelso de los amores; aquel con el que Tu corazón arde fervorosamente por el Padre Celestial. Padre Eterno, vuelve Tu piadosa Mirada hacia las almas fieles, pues que guardan el legado de Tu Hijo. Por los meritos y Dolores de Su pasión, concédeles Tu bendición y tenlos siempre bajo Tu tutela. Que nunca claudique su amor o pierdan el tesoro de nuestra santa fe, sino que, con todo el ejército de Ángeles y Santos, glorifiquen tu infinita misericordia por los siglos de los siglos Amén. Se reza la coronilla.
Cuarto día - Lunes
"Hoy tráeme. A los que no creen en mí y a los que todavía no me conocen. Pensaba en ellos durante las angustias de Mi Pasión, y su futuro servía de consuelo a Mi corazón Sumérgelos en el océano de Mi misericordia". Piadosísimo Jesús, Tú que eres luz del género humano, recibe en la morada de Tu corazón lleno de compasión las almas de aquellos que todavía no creen en ti, o que no te conocen. Que los rayos de Tú gracia los iluminen para que también, unidos a nosotros, ensalcen tu maravillosa misericordia; y no los dejes salir de la morada de Tu Corazón desbordante de piedad. Padre Eterno, vuelve Tu Piadosa Mirada a las almas de aquellos que no creen en Tu Hijo, y las de aquellos que todavía no te conocen, pero anidan en el Compasivo Corazón de Jesús. Aproxímales a la luz del Evangelio. Estas almas desconocen la gran felicidad que es amarte. Concédeles que también ellos ensalcen la generosidad de Tu misericordia por los siglos de los siglos Amén. Se reza la coronilla.
Quinto día – Martes
"Hoy tráeme. Las almas de nuestros hermanos separados y sumérgelas en el océano de Mi misericordia. Durante las angustias de Mi Pasión desgarraron Mi Cuerpo y Mi Corazón, es decir mi iglesia. A medida que se reincorporan a Ella Mis heridas cicatrizan y de esta forma sirven de bálsamo a Mi Pasión". Misericordiosisimo Jesús, que eres la bondad misma, no niegues la luz a aquellos que te buscan. Recibe en el seno de tú corazón desbordante de piedad las almas de nuestros hermanos separados. Encamínalos, con la ayuda de Tú luz, a la unidad de la iglesia, y no los dejes marchar del cobijo de Tú Compasivo Corazón, todo amor; sino haz que también ellos lleguen a glorificar la generosidad de tu misericordia. Padre Eterno, vuele Tu Piadosa Mirada hacia las almas de nuestros hermanos separados, especialmente hacia las almas se aquellos que han malgastado Tus Bendiciones y abusado de tus gracias, manteniéndose obstinadamente en el error. También a ellos da cobijo el Corazón misericordiosisimo de Jesús; no mires sus errores, si no el amor de Tu Hijo y los dolores de su Pasión que sufrió y aceptó por su bien. Haz que glorifiquen Tu gran misericordia por los siglos de los siglos. Amen. Se reza la coronilla.
Sexto día - Miércoles
"Hoy tráeme. Las almas mansas y humildes y las almas de los niños pequeños y sumérgelas en Mi misericordia. Son estas las más parecidas a Mi corazón. Me proporcionaron fortaleza durante Mi amarga agonía, pues que las veía como Ángeles Terrestres, velando junto a Mis altares. Derramo sobre ellas gracias torrenciales, por que solo el alma humilde es capaz de recibir Mi gracia. Distingo a las almas humildes de Mi confianza". Misericordiosisimo Jesús, que dijiste: Aprended de Mí que soy manso y humilde de corazón. Acoge en el seno de tu corazón desbordante de piedad a todas las almas mansas y humildes, y la de los niños pequeños. Estas almas son la delicia de las regiones celestiales y las preferidas del Padre Eterno, pues se recrea en ellas muy particularmente. Son como un ramillete de florecillas que despidieran su perfume ante el trono de Dios. El mismo Dios se embriaga con su fragancia. Ellas encuentran abrigo perenne en Tu Piadosísimo Corazón, Oh Jesús y entonan incesantemente himnos de amor y gloria. Padre Eterno, vuelve Tu mirada llena de misericordia hacia esas almas mansas, hacia estas almas humildes y hacia los niños pequeños acurrucados en el seno del corazón desbordante de piedad de Jesús. Estas almas se asemejan más a Tu Hijo. Su fragancia asciende desde la tierra hasta alcanzar Tu Trono, Señor, Padre de misericordia y bondad suma. Te suplico por el amor que Te inspiran estas almas y el gozo que Te proporcionan: Bendice a todo el género humano, para que todas las almas a la par entonen las alabanzas que a Tu misericordia se deben por los siglos de los siglos Amén. Se reza la coronilla.
Séptimo día - Jueves
"Hoy tráeme. Las almas que veneran y glorifican especialmente Mi misericordia y sumérgelas en Mi misericordia. Ellas sintieron los sufrimientos de Mi pasión y penetraron en Mi espíritu más profundamente que ninguna otra. Son vivo reflejo de Mi piadoso corazón y resplandecerán en la vida futura. Ninguna de ellas sufrirá el tormento del fuego eterno, porque las defenderé con particular empeño a la hora de la muerte". Misericordiosisimo Jesús, cuyo corazón es el amor mismo, recibe en el seno de Tu corazón piadosísimo las almas de aquellos que de una manera especial alaban y honran la grandeza de Tu misericordia. Son poderosas con el poder de Dios mismo. En medio de las dificultades y aflicciones siguen adelante, confiadas en Tu misericordia; y unidas a Ti, Oh Jesús, portan sobre tus hombros a todo el género humano; por ello no serán juzgadas con severidad, sino que Tu misericordia las acogerá cuando llegue el momento de partir de esta vida. Padre eterno vuelve tu Mirada sobre las almas que alaban y honran Tu Atributo Supremo. Tu misericordia infinita, guarecidas en el Piadosísimo Corazón de Jesús. Estas almas viven en el Evangelio con sus manos rebosantes de obras de misericordia y su corazón desbordante de alegría, entona cánticos de alabanza a Ti Altísimo Señor, exaltando Tu misericordia. Te suplico Señor Muéstrales Tu misericordia, de acuerdo con la esperanza y confianza en Ti depositada. Que se cumpla en ellos la promesa hecha por Jesús, al expresarles que durante su vida, pero sobre todo a la hora de la muerte aquellas almas que veneraron Su infinita misericordia, serian asistidas por El, pues ellas son su gloria. Amén. Se reza la coronilla.
Octavo Día –Viernes
“Hoy tráeme Las almas que están detenidas en el purgatorio y sumérgelas en las profundidades de Mi misericordia. Que mi sangre, cayendo a chorro, apacigue en las llamas en que se abrazan. Todas estas almas son muy queridas. Ellas pagan el castigo que se debe a Mi justicia”. En tu poder esta socorrerlas. Saca todas las indulgencias del tesoro de Mi iglesia y ofrécelas por ellas. Oh, si supieras que tormentos padece, ofrecerías continuamente por ellas las limosnas del espíritu y saldarías las deudas que tienen con Mi justicia”. Misericordiosisimo Jesús, que exclamaste ¡misericordia! Introduzco ahora en el seno de Tu corazón desbordante de misericordia, las almas del purgatorio, las almas que tanto aprecias pero que, no obstante, han de pagar su culpa. Que el manantial de Sangre y Agua que brotó de Tu corazón apague las llamas purificadoras para que, también allí, el poder de Tu misericordia sea glorificado. Padre Eterno, mira con con ojos misericordiosos a estas almas que padecen en el purgatorio y que Jesús acoge en Su corazón desbordante de piedad. Te suplico por la dolorosa Pasión que sufrió. Tu Hijo Y por la amargura que anegó Su sacratísima alma: Muéstrate misericordioso con las almas que se hayan bajo Tu justiciera. Mirada. No los mires de otro, modo sino solo a través de las heridas de Jesús Tú Hijo bien amado, por que creemos firmemente en Tu bondad y compasión son infinitas. Amén. Se reza la coronilla.
Noveno Día - Sábado
“Hoy tráeme las almas tibias y sumérgelas en Mi misericordia. Ellas laceraron, las que más Mi corazón. Por su indiferencia Mi alma padeció un terrible hastío en el Huerto de los Olivos. Ellas me hicieron gritar. “Padre, si quieres aparta de mi este cáliz”. La última esperanza de salvación para ellas estriba en apelar a Mi misericordia. Piadosísimo Jesús, que eres la piedad misma. Traigo hoy al seno de Tu compasivo Corazón a las almas enfermas de tibieza. Que el puro amor que Te inflama encienda en ellas de nuevo la llama de Tu amor, y no vuelva el peso muerto de de su indiferencia a abrumarte con su carga. Oh Jesús, todo compasión, ejerce la omnipotencia de Tu misericordia y atráelas a Ti, que eres llama de amor viva y haz que ardan con su santo fervor, porque Tu lo puedes. Padre Eterno, mira con ojos misericordiosos a estas almas que a pesar de todo, Jesús cobija en el seno de Su corazón lleno de Piedad. Padre de misericordia te ruego por los sufrimientos que Tu Hijo padeció, y por Sus tres largas horas de agonía en la Cruz: que ellas también glorifiquen el mar sin fondo de Tu misericordia. Amén. Se reza la coronilla.

LETANIAS A LA MISERICORDIA DIVINA

Señor, ten piedad de nosotros.
Cristo, ten piedad de nosotros.
Señor, ten piedad de nosotros.

Jesucristo, óyenos: Jesucristo escúchanos.
Dios Padre Celestial, ten piedad de nosotros.
Dios Hijo, Redentor del mundo, ten piedad de nosotros.
Dios Espíritu Santo, ten piedad de nosotros.
Santísima Trinidad, que sois Un solo y verdadero Dios, ten piedad
De nosotros.

* EN TÎ CONFÎO

1.- Jesús, Rey de Misericordia, que has redimido el mundo.*
2.- Jesús, Rey de Misericordia, por quien todas las cosas fueron
creadas.*
3.- Jesús, Rey de Misericordia, que nos has santificado.*
4.-Jesús, Rey de Misericordia, que nos revelasteis el misterio de
La Santísima Trinidad.*
5.- Jesús, Rey de Misericordia, que nos manifestasteis la Omnipotencia de Dios.*
6.- Jesús, Rey de Misericordia, que te manifiestas en la creación de los espíritus celestiales.*
7.- Jesús, Rey de Misericordia, que nos formasteis de la nada.*
8.- Jesús, Rey de Misericordia, que abrazas todo el universo.*
9.- Jesús, Rey de Misericordia, que nos das la vida eterna.*
10.-. Jesús, Rey de Misericordia, que nos proteges del castigo merecido.*
11.- Jesús, Rey de Misericordia, que nos libras de la miseria del pecado.*
12.- Jesús, Rey de Misericordia, que nos concedes la justificación en el verbo encarnado.*
13.- Jesús, Rey de Misericordia, que nos concedes misericordia por Tus Santas llagas.*
14.- Jesús, Rey de Misericordia, que brota de Tu Santísimo Corazón.*
15.- Jesús, Rey de Misericordia, que nos distes a la Santísima Virgen como Madre de Misericordia.*
16.- Jesús, Rey de Misericordia, por la cual has sufrido Tu encarnación, Pasión y Muerte.*
17.- Jesús, Rey de Misericordia, por medio de la cual ayudas a todos, en todas partes y siempre.*
18.- Jesús, Rey de Misericordia, por la cual nos has prevenido con Tus Gracias.*
19.- Jesús, Rey de Misericordia, la que nos has manifestado revelándonos los Misterios Divinos.*
20.- Jesús, Rey de Misericordia, la que manifestastes instituyendo Tu Santa Iglesia.*
21.- Jesús, Rey de Misericordia, que habiendo instituido los Santos Sacramentos, nos abristes
Los torrentes de Tus Gracias.*
22.- Jesús, Rey de Misericordia, por la que nos has obsequiado con los Santos Sacramentos del
Bautismo y de la Penitencia.*
23.- Jesús, Rey de Misericordia, por la que nos has obsequiado con la Santísima Eucaristía y el
Sacerdocio*
24.- Jesús, Rey de Misericordia, que nos has llamado a Nuestra Santa Fe.*
25.- Jesús, Rey de Misericordia, que la manifiestas por la conversión de los pecadores.*
26. Jesús, Rey de Misericordia, que la manifiestas iluminando a los fieles.*
27.- Jesús, Rey de Misericordia, que la revelas por la santificación de los justos.*
28.- Jesús, Rey de Misericordia, que llevas a los santos a la cumbre de la santidad.*
29.- Jesús, Rey de Misericordia, la que brota de Tus Santas llagas.*
30.- Jesús, Rey de Misericordia, la que brota de Tu Santísimo Corazón.*
31.- Jesús, Rey de Misericordia, que eres consuelo de los enfermos y afligidos.*
32.- Jesús, Rey de Misericordia, que eres el único consuelo de los corazones afligidos.*
33.- Jesús, Rey de Misericordia, que das esperanzas a las almas que se hallan en desesperación.*
34.- Jesús, Rey de Misericordia, que acompañas a todos los hombres siempre y en todas partes.*
35.- Jesús, Rey de Misericordia, que nos colmas con el torrente de Tus Gracias.*
36.- Jesús, Rey de Misericordia, que eres el refugio de los moribundos.*
37.- Jesús, Rey de Misericordia, que eres el consuelo de las almas del purgatorio.*
38.- Jesús, Rey de Misericordia, que eres la Corona de todos los Santos.*
39.- Jesús, Rey de Misericordia, que eres el gozo celestial de los que se salvan.*
40.- Jesús, Rey de Misericordia, que eres la fuente inagotable de los milagros.*
41.- Jesús, Rey de Misericordia, que eres la salvación del mundo entero.*
Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo. Perdónanos Señor.
Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo. Escúchanos Señor.
Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo, Ten piedad de nosotros.

Las Misericordias de Dios, son más grandes que todas sus obras.
Por eso cantaré las Misericordias de Dios para siempre.


Mientras se sostiene el crucifijo, hacer la señal de la cruz rezando:
Por la señal de la Santa Cruzde nuestros enemigos líbranos Señor, Dios Nuestro En el Nombre del Padre del y Hijo del Espíritu SantoAmén.


En la cinco cuentas que siguen al crucifijo rezar un Padre Nuestro, tres Ave Marías y un Gloria:

Padre Nuestro
Padre Nuestro que estás en el CieloSantificado sea Tu NombreVenga a nosotros Tu ReinoHágase tu voluntadEn la Tierra como en el Cielo.Dános hoy nuestro pan de cada díaY perdónanos nuestras ofensasAsí como nosotros perdonamos a los que nos ofenden.No nos dejes caer en la tentacióny líbranos del mal.Amén.

Ave María
Dios te salve, María, llena eres de graciaEl Señor es contigo.Bendita Tú eres entre todas las mujeresy bendito es El Fruto de Tu vientre, Jesús.Santa María, Madre de Dios,Ruega por nosotros los pecadoresAhora, y en la hora de nuestra muerte.Amén.

Gloria
Gloria al PadreGloria al Hijoy Gloria al Espíritu SantoComo era en un principioAhora y siemprePor los siglos de los siglos,Amén.
El Rosario se divide en tres partes, cada una de las cuales se subdivide en cinco misterio. Mientras se medita cada misterio, se recita un Padre Nuestro, diez Ave Marías y un Gloria. Puede rezar los quince misterios todos los días, o puede dividirlos en tres partes como sigue:

Los lunes y jueves rezar los Misterios Gozosos

Los martes y viernes rezar los Misterios Dolorosos

Los Miércoles y Domingos rezar los Misterios Gloriosos
Después de cada misterio se reza la oración de Fátima:

O, Jesús míoperdónanos nuestros pecadosy líbranos del fuego del infierno.Lleva a todas las almas al Cieloespecialmente a las más necesitadas deTu Misericordia.
Al terminar los cinco misterios, se reza La Salve:

Dios te Salve, Reina y MadreMadre de Misericordia.Vida, dulzura y esperanza nuestra,Dios te Salve.A Tí clamamos los desterrados hijos de Evaa Tí suspiramos gimiendo y llorandoen este valle de lágrimas.Ea, pues, Señora, abogada nuestravuelve a nosotros esos, Tus ojos misericordiososy después de este destierro, muéstranos a Jesús,Fruto Bendito de tu vientre.¡O Clementísima! ¡O Piadosa! ¡O Dulce Virgen María!Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios,Para que seamos dignos de alcanzarlas promesas de Nuestro Señor Jesucristo,Amén
Al a las cinco cuentas finales se rezan Un Padre Nuestro, tres Ave Marías y un Gloria por las intenciones del Santo Papa. Finalmente, otra vez sosteniendo el crucifijo, se hace la seña de la cruz.
Si es la primera vez que reza el Rosario, le parecerá difícil seguir el orden de las oraciones. Imprima estas instrucciones si necesita una guía para comenzar, y en unos días estará usted rezando el Rosario de memoria, y lo que es más importante, de corazón.

POPULE MEUS

Para nuestra madre

JESÚS DE LA DIVINA MISERICORDIA

JESÚS DE LA DIVINA MISERICORDIA
Jesús de la Misericordia de nuestra compañia de oración de la Divina Misericordia el dia de su fiesta Domingo 11-04-2010 San Juan de los Morros Edo. Guarico Venezuela
La búsqueda de no obtuvo ningún resultado. Sugerencias:

HIMNO AKATHISTOS

CORONILLA DE LA DIVINA MISERICORDIA POR EL PAPA FRANSISCO Y VARIOS PAISES

ROSARIO DE LA PRECIOSA SANGRE

viernes, 2 de mayo de 2014

JESÚS DE LA DIVINA MISERICORDIA

 

FIESTA DE JESÚS DE LA DIVINA MISERICORDIA 27-04-2014